Libertad de expresión

Despenalización de los delitos de prensa del Código Penal

El 12 de abril de 2007 el Presidente de la República Felipe Calderón promulgó la despenalización de los delitos de prensa; ahora será materia concurrente a cada estado emitir las modificaciones pertinentes a su Código Penal. Eliminaron del Código los delitos de “difamación”, “injurias” y “calumnia”. En el caso de los periodistas que sean acusados por estos delitos tendrán que responder a reparaciones y o multas económicas, dentro del ámbito civil y no a penal. Pues este último en muchos de los casos implicaba la cárcel.

Así la despenalización quedó aprobada por la Cámara de Diputados el 18 de abril de 2006, fue ratificada por el Senado el 6 de marzo del mismo año (Reporteros sin Fronteras, 2007). En esta se establecía la abolición de “la pena de cárcel para quien abuse de la libertad de expresión, dejando abierta la posibilidad de reclamar, por vía civil, una reparación del perjuicio moral causado a un tercero”. De acuerdo, con el artículo 1916 bis de Código Civil Federal en ningún caso es considerado “como “atentados al honor” las opiniones desfavorable de la crítica literaria, histórica, científica o profesional. Salvo en el caso de que haya “intención de ofender” a algún servidor público (Código Civil Federal, 2010).